EL GRAN CIRCO METROPOLITANO

_Vamos chicos que la función va a comenzar, vamos, vamos, el público está esperando, más prisa más prisa.

Así era como se empezaban a preparar en EL GRAN CIRCO METROPOLITANO todos los días, función de tarde y función de noche, antes de empezar la gente que allí trabajaban, todo era nervios y tensión, pero siempre llegado el momento toda la tensión era como si se fulminara y todo acababa, eran auténticos profesionales y siempre salían con la sonrisa puesta en la boca, los payasos, trapecistas, magos, malabaristas y domadores, pero solo ellos, los tigres, el oso, los elefantes, cebras y demás, era otro cantar, ellos salían sonrientes igual pero por dentro estaban frustrados, apenados, desazonados incluso algunos se sentían maltratados y utilizados.

Así pues, los espectáculos empezaron en las ferias y fiestas de Geria con mucho público infantil, ese público que no se baba cuenta lo que pasaba detrás del escenario cuando los animales no estaban actuando, ese espectador que no veía cuando los tigres estaban todos juntos en una jaula de poca capacidad para la cantidad de tigres que había o esa carpa separada sola y exclusivamente con su único elefante rodeado de generadores para proporcionarle el calor suficiente para poder mantenerse o esa cebra frustrada que de tanta mierda que llevaba había perdido hasta una raya y su tronco estaba curvada de llevar a la trapecista encima de su lomada, ese oso que baila el hula hoop a base de latigazos y latigazos, que cuando llegaba el momento de lucirse el animal por mera intuición lo hacía con  verdadero primor, del cocodrilo que no cerraba la boca cuando su amo introducía su cocorota, porque de tanta comida que le daban ya de cerrar la mandíbula no tenía ni ganas.

Tan cansados estaban que cuando terminó su actuación el elefante se dirigió hacia el conjunto de animales diciéndoles:

_Que os parece muchachos si ahora que están los payasos actuando provoco una estampida y nos escapamos, pasaría por encima de la jaula de los tigres para desmontarlo y así vosotros también seréis liberados.

_A mí me parece una buena idea, así me iría a una laguna, me metería en ella y podría ver la línea de mi azotea.

_No me parece mal –contesto el oso sin que su cadera pudiera parar.

_ Hay un inconveniente, el cocodrilo no nos podrá alcanzar –dijo el tigre holgazán.

_En mi lomo curvado me le podríais postrar, el elefante con su trompa me podría ayudar.

Así quedo el grupo di acuerdo, el motín seria al finalizar el espectáculo de por la noche, cuando el “cuidador” les recogiese a todos.

_ Señoras y señores, ha sido un placer el haber actuado para todos ustedes, solo me gustaría recordarles que mañana tenemos otras dos actuaciones, no olviden que pueden coger los billetes en la taquilla por si quieren volver, muchas gracias por todo.

El momento había llegado, los tigres ya estaban en la jaula de afuera, las cebras en su recinto, solo quedaba el elefante, el cual iba siendo dirigido por el “cuidador”, en ese momento mientras pasaba por todos los sitios que ocupaban sus amigos, echo la vista hacia atrás y les guiño el ojo, ese era el momento, empezó a agitar la cabeza de forma fortuita que el “cuidador” se cayó, se dirigió rápidamente a la jaula de los tigres y de un cabezazo la derribó, los tigres salieron corriendo y el elefante hacia las cebras se fue, sin entrar en el recinto agarro al cocodrilo con su trompa y a lomos de la cebra lo puso a la vez que de una patada hizo un orificio por el cual pudo salir toda la animalada, empezó a correr invadiendo el terreno del oso, así  pudieron salir todos corriendo, claro está que muy lejos no pudieron llegar, la cerbatana con somníferos en el circo siempre estaba preparada y uno a uno fueron cayendo.

_Vamos chicos que la función va a comenzar.

Los animales volvieron a oír lo mismo que habían oído durante toda su vida, se miraron con caras de desaliento y dolor y volvió a comenzar la función.

P.D.: En este escrito ningún animal ha sido maltratado ni ultrajado. Dejo vídeo por si a alguien le interesa.

https://http16498.wordpress.com/

 

PERIS

 

 

 

Anuncios

4 comentarios sobre “EL GRAN CIRCO METROPOLITANO

  1. Un tema que, además de interesante, está de actualidad y con diferentes puntos de vista. Lo difícil es llegar a concordar qué es y en qué consiste el maltrato, pues no entiendo las diferencias que pueda haber entre un león enjaulado y un jilguero, con respecto a negarles vivir en libertad, por citar un ejemplo.
    El escrito me ha gustado tanto como la personificación.
    Saludos

    Me gusta

  2. Es un relato magnifico y con un mensaje muy oportuno Peris, parece que poco a poco se va imponiendo el críterio de que todo lo que compone el planeta merece respeto, tanto los hombres como los animales y las plantas, incluso la tierra que nos da de comer. O el agua del mar y de los ríos. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s