LA AVARICIA DE SORAYA

LA AVARICIA DE SORAYA

Capítulo 2

Al día siguiente Soraya se despertó en la habitación completamente sola, y aun cansada, ella ya sabía que se iba a despertar así, era algo que ya sabía que la iba a pasar-la ocurría durante por lo menos dos años atrás, ella ya sabía lo que la pasaba,  estaba acostumbrada, tenía una enfermedad, que por lo cual fue una de las razones que la llevo a casar. Vio una gran oportunidad el día que conoció a José, pensó que al ser rico y ser ministro de economia, tendría la vida medio resuelta, -tenía claro que si se casaba con él no la iba a faltar de nada, eso sí José no lo podía saber.

Salió de la habitación, y con el mayordomo se encontró

-Buenos días señora Soraya, ¿desea algo de desayunar?

-No, no gracias, ayer fue un día muy largo, no tengo ganas de tomar nada –se disculpó-

-Pues que desea la señora

-Me gustaría sentarme en el sofá y poder leer un poco la prensa, ¿y José donde esta?

-Uy señora, el señor, por las mañanas no suele permanecer en casa, los negocios le tienen muy ocupado, siéntese que enseguida la traigo la prensa de hoy

Soraya se dirigió al salón donde había un gran sillón y un sofá, se sentó en él y se puso a pensar “que has hecho Soraya, te has casado con una persona a la que no quieres solo porque tiene dinero” “¿crees que así se te arreglará el problema que tienes?” “el dinero no te va a curar lo que te pasa”, cuando meditó todo esto la entregaron un montón de periódicos y de revistas del corazón

-Tenga usted señora Soraya, pero debería comer algo, no puede estar así hasta la hora de la comida

-Muchas gracias, pero no me apetece nada, ¿Qué tendremos de comida?

-Pierna de cordero asada con patatas panaderas

-Ay no, luego salimos tú y yo y nos vamos al mercado, me apetece una crema de espárragos y salmón a la plancha

-El caso es que casi todo está preparado, pero si es de su agrado, mandaré a las cocineras parar todo y compraremos lo que usted guste

-Creo que no me ha entendido, nos iremos al mercado usted y yo y nos pondremos a hacer la comida

-Lo que usted mande señora, estoy aquí para hacer lo que se me dice

Después de haber pegado un pequeño repaso a la larga y extensa prensa del día, Soraya se dirigió a la habitación, se aseo y se vistió, poniéndose un vaquero – el cual le costó dios y ayuda encajárselos decentemente, una blusa banca y unos zapatos negros de medio tacón.

https://http16498.wordpress.com/

Anuncios

5 comentarios sobre “LA AVARICIA DE SORAYA

  1. Ay, esta Soraya. Ya que se casó por dinero, muy mala cosa, debería disfrutar de los beneficios marginales, como ese de no cocinar. No sabes cómo batallo todos los días pensando qué voy a hacer. Nada, va muy bien tu relato. Lo voy siguiendo. Un abrazo, Peris.

    Me gusta

    1. PERO LA HISTORIA VA DE OTRA COSA, QUE YO REALMENTE SÉ Y SUFRO POR DESGRACIA EN MIS CARNES, ELLA CREE QUE EL DINERO LA SOLUCIONARÁ LOS PROBLEMAS Y REALMENTE NO E ASÍ. BUENO CREO QUE YA TE HE CONTADO LA HISTORIA, PERO SÍGUELA, AUNQUE YO NO ESCRIBA COMO VOSOSOTROS…

      Le gusta a 1 persona

  2. EL SERVICIO NO TIENE NOMBRES NI COCINERAS, NI MAYORDOMOS, NI NÁ, MÁS BIEN AL PRINCIPIO SON COMO DESPRECIADOS, LUEGO SÉ DARÁ CUENTA DE QUE HIZO MAL, MUCHO ESTOY CONTANDO YO, QUIERO QUE LO LEÁIS Y LUEGO DIGÁIS, ES UNA CACA O MOLA, LUEGO CUANDO TERMINE DAIS OPINIÓN Y YO ACLARO LO QUE PUEDA ACLARAR. TAMBIÉN ME GUSTARÍA QUE OPINARAIS SOBRE”UNA TORMENTA DE AMISTAD”, Y QUE SE QUE NO ESCRIBO TAN BIEN COMO USTEDES.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s