LA AVARICIA DE SORAYA

LA AVARICIA DE SORAYA

Capítulo 1

Entró en su habitación cerrando la puerta con toda la rabia del mundo y dando un sonoro portazo, se quitó el vestido de novia como pudo y rápidamente acto seguido, se tumbó en la cama con respiración continuada y ajetreada –era evidente que estaba muy enfurecida-al instante entro su recién y nuevo marido, también con cara de contrariedad.

-Qué te pasa Soraya, no me parece oportuno que el mismo día de tu boda te vengas a la habitación con ese mal humor y dejando todavía a los invitados afuera.

-No me pasa nada José, solo que después de tanto tiempo de boda, me encuentro muy cansada y como ya estabas tú dando conversación he decidido retirarme a mis aposentos, quitarme esta ropa tan pesada e incómoda para mí y descansar un poco, ya solo quedan tres parejas como invitados, de las cuales las tres son amigos tuyos, no creo que, para celebrar una boda, todo tuviera que ser tan ostentoso.

-Ya lo sé Soraya que no estas acostumbrada a esta clase de fiestas, pero debes darte cuenta de que con el alto cargo que poseo todo tenía que ser grande, han venido ministros, embajadores y monarcas de los países árabes, qué me convienen que vengan para las relaciones petrolíferas, que atraerán dinero para el país

-Ya, pero yo no quiero meterme en tus negocios, no me incumben, y es mi boda, no una reunión de ejecutivos y ministros, y realmente estoy muy cansada, por mí la boda la doy por finiquitada, así que ve y despide a la poca gente que queda en el salón y di que la boda ya ha terminado

Cuando dijo esto Soraya José salió de la habitación dirigiéndose al salón para comunicar lo que su mujer había dicho.

-Haber señores, lamento decir que la boda acaba de llegar a su fin, asique pueden ir saliendo por la puerta principal, nuestro mayordomo les acompañara

Después de decir esto se oyó a un invitado con una voz frágil y tenue, guiñándole el ojo.

-Ay José que ya sabemos lo que quieres pillín, ala señores vamos que la pareja quiere un poco de intimidad, venga, venga

Cuando los invitados se marcharon José se dirigió a la habitación, abrió la puerta y se aproximó a la cama empezando a quitarse el esmoquin y agachándose hacia Soraya, que ya estaba toda tapada

-Ya se han ido? –dijo Soraya

-Si cariño se fueron todos, ya estamos solos tu y yo

-Pues bien, ya era hora, ahora a descansar por fin y a dormir

-Como que, a descansar, yo creía que en realidad me mandabas echara los invitados por otra cosa, ya sabes…

-No lo del cansancio es verdad, estoy realmente cansada

– ¿Y para esto me he gastado yo tanto dinero en la boda?

-La culpa es tuya, que como tienes tanto dinero, te da igual gastártelo en un obispo que en un cura normal, por poner un ejemplo, ahora por favor déjame dormir que realmente estoy muy cansada

Después de decir esto José se tumbó al lado de su mujer y se dispusieron a descansar, a pesar de que una estaba más cansada que el otro.

https://http16498.wordpress.com/

Anuncios

2 comentarios sobre “LA AVARICIA DE SORAYA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s