Propóleo

VIVA EL TÍO ABEJO, ANARQUISTA DE PRO, ME HA GUSTADO MUCHO, HAY MUCHOS TIOS ABEJOS POR EL MUNDO SUELTOS,

Días de alquiler

por Augusto Blasborg

El catorce de mayo de dos mil cuatro, Día del Señor, el Tío Abejo despertó en su cama al mismo tiempo que la campana de la iglesia lo hacía en su torre, sin que entre ambos hechos podamos establecer un vínculo. Antes incluso de conseguir enfocar la vista, un cigarrillo recién liado adornaba los labios del Tío, y empezaba a integrarse en –y a confundirse con– sus pulmones. El Tío Abejo descendió los diecisiete peldaños de la escalera que conduce al recibidor y luego a la cocina, desayunó un buen aguardiente de hierbas y miel, y luego royó con fruición un par de muslos de conejo que le habían sobrado de la cena. Atravesó el patio con la seguridad de la costumbre, examinando el cielo y su información meteorológica, y abrió la pesada puerta metálica de la nave. Un par de gatos recibieron diez minutos más tarde…

Ver la entrada original 315 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s